Home
Greater benefits for many in their daily battle of life.
​escrituras de Don Felipe
      
Fariseo de fariseos, fanático de fanáticos, era Saulo de Tarso quien después llegó a ser el apóstol San Pablo. El fariseo era totalmente un gran fanático de su religión judía en los tiempos de Jesucristo. La religión judía pedía a cada quien que diera el diez por ciento de sus ingresos voluntariamente. Pero los fariseos daban y exigían que todos diezmaran los cominos, los zapatos, la ropa, etc, y todo lo posible para quedar bien con su religión. Algunos de ellos llegaron a ser sacerdotes judios. Era una carrera muy dura y difícil. Todos estos estudiaban idiomas, filosofía, teología y religiones como básico. Los fariseos tenían como 120 cosas que no podían hacer en el sábado, el día de reposo para ellos. Este día lo guardaban estrictamente y religiosamente y condenaban a los que no lo hacían. Hubo un fariseo moderno en Jerusalén, quien dijo que los elevadores (ascensores) no podían tener botones porque no se permitía empujar esos botones en el día sábado.
Algunos de estos memorizaron todo el antiguo testamento en hebreo. Se jactaban que eran los más religiosos, justos y los mejores para interpretar la ley de Dios . Hacían largas oraciones en público para comprobarlo. Cuando ayunaban, se dejaban todos desechos para que la gente se diera cuenta que buenos y piadosos eran ellos. Se opusieron a las palabras de Cristo, ya que él los criticaba exponiendo sus errores. También se hicieron enemigos y perseguidores de los seguidores de Cristo. Jesucristo les dijo que ellos tenían costumbres de hombres y no de Dios. Les hizo saber que enseñaban una ley muy rigurosa que ellos mismos no practicaban. Les dijo que estaban muy lejos del rieno de Dios por insistir en sus reglas persistentes y pesadas.
El Apóstol San Pablo mismo dijo que él era fariseo de fariseos, o fanático de fanáticos. Estudió bajo los pies del maestro más grande en la historia del judaísmo, Gamaliel I. Pablo era el estudioso mejor en toda su escuela y llegó a ser mucho más que su maestro. Pablo (Saulo) fue el más joven (30 años) que fue miembro del sanedrín, el cuerpo de 70 gobernantes de su pueblo. Fue un gran estudioso de la filosofía griega, latina y judía. Perseguía a muerte a los cristianos.
Pero un día Pablo tuvo un encuentro personal con Cristo que cambió la dirección de su vida. Decidió convertirse en seguidor de Cristo en vez de perseguidor de cristianos. Pasó varios años estudiando la Biblia para que tuviera sentido con lo que había aprendido antes de ser cristiano. Fue entrenado por Bernabé quien lo llevó a un viaje misionero que duró más de dos años. Luego fue encargado solo y comenzó iglesias cristianas en todo el mundo. Comenzó escuelas Bíblicas, y produjo muchos discípulos. El entrenó personalmente a muchos y fue maestro en esas escuelas que había iniciado. El y sus discípulos escribieron casi dos terceras partes del Nuevo Testamento. El fanatismo desenfrenado que tenía antes en el judaísmo, ahora lo invirtió en el cristianismo. Tuvo la oportunidad de compartir a cerca de su conversión con muchos. Estuvo haciendo esto ante reyes y aún ante el emperador de Roma. Pero ahora él sufrió persecución, encarcelamientos, golpes, ser apedreado y rechazado por ser cristiano. Dio un gran ejemplo de ser siervo y sufrir siendo cristiano como ningún otro. Pero nunca se echa para atrás. Con el mismo celo que fue fariseo, ahora fue muy grande en Cristo para todo el mundo. Fue el teólogo, el filósofo, el escritor, el cristiano y el misionero más grande en toda la historia del cristianismo. Se decía esclavo de
Jesucristo. Las mismas cosas que en una vida se usan para mal Dios las utiliza para bien. Dijo: “Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia, Filipenses 1:21.”
   
CONNECT WITH US!