Home
Greater benefits for many in their daily battle of life.
escrituras de Don Felipe
      
El matrimonio es una idea que proviene de Dios y por eso funciona. El hombre y la mujer piensan que ellos se casan para ser felices y completos. En el principio Dios hizo al hombre primero y luego a la mujer de una parte íntima del hombre. Desde entonces la mujer es una parte propia y esencial del hombre. También la pareja ahora podrían tener hijos y poblar la tierra. Después dice el relato divino bíblico, “por tanto, dejará el hombre a su padre y madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.” Muchas veces es muy difícil entender para la pareja que ya no somos yo y tú, sino nosotros.
Hubo una intimidad muy especial desde el principio. Se menciona que el que cuida a su mujer se cuida asimismo. Nadie jamás aborreció a su propia carne. Sino la protege y la sostiene. Para lograr esto tiene que hacer sacrificios que más adelante se vuelven como una parte normal de su vida. Por ejemplo, hacer ejercicios y comer bien es para el bien físico de uno mismo. Animar con su vida a su pareja a que coma bien y haga ejercicios es para el bien de los dos y toda la familia.
Funciona el matrimonio porque se hace el esfuerzo debido a que pide esta unión. Hay quienes dicen que los buenos matrimonios nacen en el cielo. Es otra manera de decir el mío no se hizo en el cielo por eso anda mal. Dios tiene el mismo plan para todos, solamente hay que creer que sus caminos son mejores que los nuestros. El plan de Dios es que el hombre tenga vida en abundancia. Pero Dios cree que él sabe mejor como obtener esa meta. Hay un libro entero de la Biblia donde Dios nos dice que la pareja ideal se tratan con caricias de palabras y hechos.
Ser tierno y amable con su pareja no es normal para muchos. Porque los hogares que nos hicieron no se comportan así y no saben cómo hacerlo. Es mentira, porque cuando se querían como novios hacían y se decían con flores, dulces y poemas. Se hacían hasta ridículos con sus comportamientos y expresiones para ganarse el novio o la novia. Se han visto que algunos novios pagan para que se escriba en el cielo, te amo. En juegos de beisbol unos novios mandan y pagan para que se dé un mensaje de amor para su novia. Luego se casan y dejan de ser novios y comienza la batalla de casados. Ahora su novia se convierte en su vieja lo cual no debe ser así. Que siga el noviazgo.
Muchas veces las personas que entran en relaciones matrimoniales están heridas. Sin saber porque ni como, traen estas basuras a su nueva casa. Hay veces que salen amarguras, regaños, necedades que todo lleva sin vergüenzas. El creador del matrimonio sabe todo esto. Por eso nos dice que el amor cubre todas las cosas. Pero el amor es constante, paciente y muy positivo animando todos los días. Siempre me ha causado admiración el mandamiento de Dios a los esposos que aman a sus esposas y no sean ásperos con ellas. Esto se hace, la Biblia nos enseña, tratándolas amablemente, hablándoles amablemente y sirviéndolas amablemente. La persona que puso todo esto en práctica fue Jesucristo.
Así hablaba con la gente, niños, ladrones, prostitutas, amigos y enemigos. Cuando hablaba reprendiendo lo hacía con lágrimas en su voz, ojos y corazón. Por eso todo el mundo se le amontonaba para escucharle y tener palabras dulces dirigidas hacia ellos. Ahora levanta tu matrimonio con estos consejos de la Divina Palabra y verás que cambio hay en tu vida, casa, hijos, amigos, y todos los que le rodean. El matrimonio sí funciona si se suaviza siempre con palabras
dulces, caricias y hechos de amor. Esto era la idea original de Dios para los casados y para todos. Cristo dijo, ámense unos a los otros como yo los he amado. El amor es un mandamiento de Dios que comienza de Dios al hombre. Cristo tanto nos amó que murió en la cruz para salvarnos del pecado y del infierno. Con ese amor grande que da todo aun su vida, nos dice Dios que amemos a nuestras esposas. “Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, Efesios 5:25.”
   
CONNECT WITH US!