Home
Greater benefits for many in their daily battle of life.
​escrituras de Don Felipe
      
Pasando por un mercado lleno de gente, de repente sale un rebelde a romana y mata a un soldado romano a pañétalas. Huye el guerrillero para hacerlo otra vez en otra ocasión. Esto era normal de los rebeldes en el día de la época pre-cristiana y cristiana. Algunas veces se juntaban un grupo como de 400 hombres y atacaban a un grupo de soldados romanos de mucho menos en número. Siempre estos guerrilleros querían levantar sus quejas de ser conquistados por el imperio romano. Claro que en Palestina los guerrilleros eran judíos ya que esta era su tierra. Todo esto hizo que las fuerzas unidas romanas atacaran a Jerusalén en el año 70 después de Cristo, y tratar de apagar estos levantamientos individuales y colectivos. Se destruyó el templo judío que jamás se ha reconstruido. Estaba tan persistente, destructivo y grave el ataque romano que cortaron el agua y comida y quedaron acorralados por mucho tiempo. La gente judía tuvo que comer sus propios hijos cuando resistían estos ataques contra su capital.
Hay que aclarar una cosa, Jesucristo era judío y todos sus discípulos eran judíos. La virgen María y José, el esposa de ella, eran judíos. Creo que todos los escritores de la Biblia son judíos. Esto es cierto tanto el Nuevo Testamento como el Antiguo Testamento. Entonces cuando Jesucristo escogió los doce apóstoles uno de ellos era un guerrillero judío. Sí era algo especial porque ellos no se sujetaban a nadie y a nada. Menos a alguien que proponía perdonar en vez de matar.
Simón el zelote, apóstol de Jesucristo se convirtió en fiel seguidor del Salvador. Como todos los apóstoles, llegó a ser un gran predicador, y misionero. Estuvo presente en Jerusalén cuando los apóstoles se dedicaron a levantar la iglesia cristiana, que era totalmente judía. Pero más adelante ellos presentaron al Salvador judío a todo el mundo aunque no fueran judíos. Todos los apóstoles se entregaron al ministerio de la Palabra y la oración. Después todos los apóstoles se fueron a todas partes del mundo como misioneros. Este Simón, no Simón Pedro, se fue al África y a Bretaña como misionero. Allí lo mataron crucificado igual que su Señor.
¿Qué es lo que hace a un matón guerrillero que cambie en un manso predicador de la Palabra de Dios? Ya no odiaba, gritaba ni insultaba a la gente y sobre todo a sus enemigos. Ahora los perdonaba y los amaba. Ya no buscaba como desquitarse de sus enemigos sino como ayudarles en conocer a Jesucristo. En vez de tratar de quitar la vida a los hombres ahora presentaba vida eterna a todo el mundo. Aún dio su vida, Simón el Zelote, cumpliendo esta tarea.
Lo que hizo que cambiara fue Jesucristo. Simón vio como Cristo trataba a sus enemigos y amigos. Escuchó las predicaciones y enseñanzas del Salvador. Vio a Cristo llevar los pies de sus discípulos, del cual él era uno de ellos. Vio a Cristo entrar triunfante a Jerusalén montado en un burrito. Estuvo presente este guerrillero en la crucifixión de Cristo y su resurrección. Simón no solamente estuvo convencido que Jesucristo era el Salvador del mundo sino que estuvo presente personalmente cuando fue demonstrador y comprobado. Ahora el Dios y Salvador de Simón el Guerrillero sigue llamando a la gente que dejen sus odios y amarguras y que vengan a EL. El los cambiara en unos fieles y manos increíbles seguidores del Salvador. Jesucristo dijo: “Y decía a
todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame, San Lucas 9:23.”
   
CONNECT WITH US!