Home
Greater benefits for many in their daily battle of life.
  
FIEL COMO UN ARBOL                            Por Felipe Güereña A.

Cómo permanecer fiel ha sido un tema muy difícil de enseñar para mí.  Lo he tratado de hacer con mi ejemplo, pero nunca fue suficiente.  Por fin encontré en la biblia la clave para plantar este concepto en la mente de los creyentes.  Por supuesto fue  la misma Palabra de Dios, donde hallamos la firme promesa de la fidelidad de Dios, que me ayudó.
Hebreos 13:5, “Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora: porque él dijo: No te desampararé  ni te dejaré.”  En el fondo, la avaricia es el motor para la infidelidad.  El pasto siempre se ve más verde al otro lado de la cerca y por eso muchos se van allí.  Esto no es cierto solamente con los animales, sino también para la gente. Muchos se van allá por cualquier razón. Invitaciones abundan de amigos y vecinos que los acompañen en sus búsquedas de pastos “más verdes”.  Por eso irse al otro lado a turistear es muy fácil, y quedarse allí sin ser de su incumbencia, también.  

Viendo en la biblia las instrucciones para mantenerse fiel es muy fácil de comprender.  El profeta Jeremías nos dejó esto -así como otros también.   “Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová.  Será como la retama en el desierto, y no verá cuando viene el bien, sino que morará en los sequedales en el desierto, en tierra despoblada y deshabitada.  Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová.  Porque será como el árbol plantado junto a las aguas, que junto a las corrientes echará sus raíces, y no verá cuando viene el calor, sino que su hoja estará verde; y en el año de sequía no se fatigará, ni dejará de dar su fruto.”  Jeremías 17:5-8 

Los infieles son comparados a la hierba rodadora que no tiene raíces, con ramas débiles y flexibles que es llevada por el viento, donde vaga sin sentido por el desierto.  Lo opuesto a ello, es la persona que persiste en confiar en el Señor y se ilustra con un árbol plantado junto a las aguas, con tronco firme y raíces que son constantemente nutridas y regadas por el río. 

El árbol por su misma naturaleza no se mueve y se mantiene sembrado en el lugar donde nació.  Para él no hay ningún problema que el otro lado de la cerca se vea más verde.  Eso nunca será parte de sí mismo.  Cuando venga el mañana, el árbol se encontrará en su mismo lugar y jamás se irá a otro lado.  No importan las tormentas, ni los fuegos, ni los relámpagos, se mantendrá firme en su lugar.  Ciertamente ese árbol no es inestable ni codicioso. Con todo, éste árbol tiene necesidad de agua para existir. 

Agua en la biblia, algunas veces, se  refiere a las mismas palabras de las escrituras, ver evangelio de Juan 3:5; y Efesios 5:25-26.  Los creyentes  precisan  la Palabra de Dios diariamente para mantener una relación constante con su Dios y ser así el hombre fiel, que es estable como un árbol.  Algunos ejemplos, ver Salmo 119:24, 35-36, 44-45, 49-50, 54-56, 133 etc. etc. 

Irse a otra iglesia es una ocurrencia normal para mucha gente.  Pero ¿puedes ser fiel como un árbol e irte a otra iglesia?   Una iglesia buena siempre es buena por los fieles que se quedaron allí y la hicieron buena.  Sin embargo, si existe en ella inmoralidad u otros problemas como abandono de la Palabra de Dios, entonces hay que alejarse de allí.  Pero seguir manteniéndose fiel al Dios quien lo llamó y no la iglesia que lo traicionó.    
  
Ser la persona consagrada a su familia se hace para que los suyos sean y tengan lo mejor posible aunque ello signifique sacrificios.  Esperamos que nuestros hijos y nietos sean mejor que nosotros en todo.  Cuando discípulo a la gente y  a parejas,  siempre es mi deseo que sean mucho mejor que yo.  Por eso hay que enseñarles a ser fieles como un árbol. 

El Salmo uno nos da instrucciones de cómo alcanzar una vida fiel y piadosa que produce honor a Dios y lograr mantenerse leal.  Solamente cito el verso tres que nos dice como es la persona estable que medita en la Palabra de Dios. 

“Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae; y todo lo que hace, prosperará.”
  

CONNECT WITH US!